Descripción Original del Oso Andino


El siguiente texto es la traducción al castellano de la primera descripción científica del Oso de Anteojos, hecha en el año 1825 por el célebre naturalista francés Georges Cuvier. El recibió un oso traído de Chile, seguramente llevado hasta allá por comerciantes de animales, pero por el escaso conocimiento que había sobre esta especie, él pensó que el oso habitaba en la Cordillera de los Andes de dicho país.

Foto: Jim Clare


EL OSO DE LA CORDILLERA DE CHILE

Esta especie de oso es la primera descubierta en América Meridional; ninguno de los autores que han tratado sobre la historia natural de diversos lugares de esta parte del mundo hablan de animales de este género, y si a veces han aplicado el nombre "oso", es por error o para referirse a algo parecido a los osos verdaderos; así fue llamado oso crabier, el ratón crabier, y oso hormiguero, el hormiguero propiamente dicho. Ahora tenemos una nueva prueba de que cuanto más se explora la Tierra, más crece el número de especies de osos porque sería imposible en este punto, no considerar al oso de Chile como una especie propia, que tiene sus caracteres fijos y es totalmente independiente de circunstancias fortuitas y pasajeras: las formas y los colores de su cabeza no pueden en ningún caso ser accidentales.

Este oso se parece por su pelaje al oso negro de América Septentrional y a los osos de los indios que hemos descrito anteriormente bajo los nombres de osos "jongleur" (malabaristas), a los osos de Malasia y del Tibet. Como ellos, sus pelos son lisos y brillantes, de color negro la mayor parte de su cuerpo. El hocico es de color marrón sucio, dos semicírculos cubren los ojos y nacen entre esos órganos desde un punto en común, siendo marrones, un par de pelos marrones están localizados bajo los pómulos y las mejillas, la mandíbula inferior, el cuello y el pecho hasta entre los dos miembros anteriores son blancos. Vemos también sobre la parte lateral del cuello pelos de color gris sucio sensiblemente más largos que los otros. Todos esos colores son producidos por los pelos suaves, parecidos a lana, escondidos bajo los primeros son enteramente marrón oscuro. Los bigotes de los labios son negros, pero se notan también otros pelos blancos bajo los ojos. El hocico del animal es corto y fuertemente separado por una depresión en la parte encefálica, remarcable por su capacidad.

Este oso, era macho, parecía por todo el resto de su organización al Oso de los Alpes; entre otras cosas por la planta de los pies. Su tamaño era aproximadamente de tres pies y medio del extremo de la nariz a la parte posterior del cuerpo, y su altura a los hombros es de aproximadamente quince pulgadas.

Fue traído a Europa en uno de los barcos del Rey y había sido comprado en Chile; así su origen no tiene dudas; Lamentablemente, lo cansado del viaje debilitó al animal hasta el punto que no fue posible conservarlo, habiendo intentado curarlo inútilmente, pero el animal era muy joven. Si el animal hubiera sobrevivido podríamos estudiarlo más y determinar con mayor exactitud la naturaleza de sus caracteres distintivos. Mas lo que pasará con esta especie será lo mismo que con tantas otras: una vez que ha sido determinada la especie los viajeros podrán ir a buscarlo y así van a conocer su origen y rápidamente va a ser muy común lo que permitirá completar su historia. Va a pasar para esta especie lo que ha pasado para el Oso negro de la América septentrional. Antes que Pallas enseñe la manera de distinguir estos osos de los otros eran mal conocidos; después será tan observado y lo habremos tenido tanto tiempo que será mejor conocido que el Oso de nuestras regiones y que el de los Alpes y los Pirineos.

Yo voy a proponer de inscribir esta especie nueva en los catálogos metódicos, bajo el nombre de Ornatus, debido a sus dos porciones de círculos que ornamentan su cabeza.

Junio, 1825.
Fuente: Red Tremarctos.