Historia de los rescates de osos frontinos en Venezuela.




Recopilación y comentarios de:
Denis A. Torres – Investigador de Oso Andino en Venezuela.
Red Oso Andino

Desde al año 1947 hasta el presente (66 años), se tiene registro documentado en Venezuela de la captura de 22 osos andinos silvestres que fueron a parar a parques zoológicos. De estos individuos, 15 han sido machos y 7 hembras. 95% de los casos se corresponden con oseznos menos a 6 meses de edad. Si bien este número podría ser bajo en comparación con otros escenarios en el área de distribución de la especie en Sudamérica, para una población notablemente afectada por la pérdida y fragmentación de hábitat y la cacería furtiva, implica que las bajas son significativas. Más aun cuando se trata de animales jóvenes que no pudieron reclutarse para incrementar la población y sostener la variabilidad genética y la salud poblacional.

A los casos antes mencionado, se deben sumar 2, 1 macho y 1 hembra que murieron por razones asombrosas... el macho cuando fue "rescatado" de un árbol por unos bomberos en el estado Táchira, fue apaleado y la hembra en la localidad de Bailadores en el estado Mérida fue presuntamente envenenada o cazada por algún campesino. En este caso, la alcaldía en un acto de enaltecer la conservación del oso mandó a disecar al animal para ser exhibido en la sede del gobierno local.

Hoy en día, cuando en Venezuela se ha hecho lo posible en materia de conservación y educación ambiental, cuando el oso forma parte de la imagen del país mediante su incorporación en el billete de 50 Bs; cuando todo el mundo sabe qué es un oso frontino, resulta asombroso que se presenten aun eventos como el recientemente ocurrido en Mérida... Aparece una osezna, no se sabe del paradero de su hermano, cuando el cazador mató a su madre y se sabía que tenía un par de cachorros... al tiempo de haber denunciado el episodio ante las autoridades competentes, el osezno rescatado es entregado al Parque Chorros de Milla y ahora no saben qué hacer con el animalito ni dónde tenerlo... a ninguno de los estudiosos del oso se nos consulta o se nos pide asesoría y pareciera que retrocedimos a la década de los años 40... O quizás más atrás... Creo que el futuro de la osezna, una criatura extremadamente valiosa por ser silvestre, por su condición de hembra y por estar muy joven (menos de 6 meses), debería ser debatido y orientado a su rehabilitación y liberación a su hábitat cuando las condiciones económicas y ecológicas así lo permitan.

Mérida – Venezuela. Abril, 2013


--------------------------------------------------------
También recomendamos que lean:

El rescate y muerte de una osita andina. - Fundación AndigenA

No hay comentarios: